La VOZ de Galicia : Compostela Vuelva a acuñar moneda

La VOZ de Galicia : Compostela Vuelva a acuñar moneda

Un billete con valor de cero euros con la imagen del Camino se une a los de los monumentos de Europa

Cuando la catedral era todavía un montón de marcas de cantero, apenas un plano, el esbozo de la ciudad que hoy es, Santiago acuñaba moneda. Lo hizo durante el obispado de Diego Peláez, en tiempos de la construcción de la basílica. Lo hizo también bajo el pontificado de Diego de Gelmírez. Y lo hace hoy. Ya no hay una ceca en la rúa Moeda Vella. El billete tiene un valor de cero euros y no es de curso legal. Pero, como ocurría en el siglo XII, hay monedas que llevan la leyenda Iacobi y motivos de carácter jacobeo

El billete del Camino forma parte de una amplísima colección numismática que se creó allá por el año 2015 en Francia, gracias a la idea de Richard Faille de una serie de billetes auténticos que representan un monumento, una vista, un museo, un parque de atracciones o cualquier otro atractivo turístico. En Galicia, el primer motivo ha sido el Camino, pero el distribuidor exclusivo del Euro Souvenir en la comunidad trabaja ya en la impresión de uno en el que esté representada la catedral compostelana que se sumará, por ejemplo, al de la catedral de Burgos. «Para este verán debería de estar», adelanta el distribuidor.


«Nós témolo dende finais do verán». El estanco de la Rúa do Vilar anuncia el billete del Camino a pocos metros de la catedral. Y ya han vendido bastantes en apenas unos meses. «Maioritariamente son turistas e estranxeiros, os españois non o coñecen demasiado. Pero os franceses e os alemáns si que os coñecen», explican los dueños del estanco. Por Europa se ha convertido en un objeto de colección y en un souvenir muy conocido, aunque también hay quien lo compra como regalo para amigos y familiares. Y este del Camino de Santiago, como un recuerdo de la peregrinación. 

El estanco de la Rúa do Vilar es uno de los tres sitios en los que por ahora se puede adquirir este billete del Camino, junto la tienda Quintana Souvenir y la web Santiagodecompostela.me, aunque la idea es seguir ampliando la distribución del billete por el territorio gallego, especialmente en aquellas zonas que tienen relación con el Camino: desde Pedrafita a Santiago, desde Caminha hacia el norte y desde A Coruña y Ribadeo hacia el sur.

Santiago vuelve a acuñar moneda muchos siglos después, aunque en realidad, los billetes se confeccionan en cooperación con una imprenta en París que produce moneda real. Por eso tienen las marcas de agua, las bandas de cobre e impresión simultánea, hologramas, registros transparentes y fondos de seguridad. Todas las características que tiene un billete de euro salvo una: su valor es cero euros.

 Grandes monumentos

El Camino se une así a la Casa Batlló, a Alicante, a la plaza de Toros de Las Ventas, el Camp Nou, el acueducto de Segovia o el parque Warner en una colección de billetes que comenzó con la Torre Eiffel y ya se vende en más de 700 destinos europeos. De hecho, en el reverso del billete se representan grandes monumentos europeos además de la propia Torre Eiffel: el coliseo romano, la Puerta de Brandeburgo, la Sagrada Familia, el Manneken Pis y, algo más escondida, la Gioconda. «Hai de moitos países e de moitas atraccións, dende catedrais a parques de atraccións, natureza... incluso de personaxes», explica el distribuidor gallego de los billetes. El año pasado se acuñó uno de homenaje a Quini en el que se reproduce la mítica volea del futbolista.

El billete se puede comprar en distintos establecimientos, pero también sacarlo de un cajero. No uno al uso, ni parte de una entidad bancaria, por supuesto, sino una máquina expendedora de estos recuerdos que hay ya instaladas por ejemplo en Sevilla.

Siguiente artículo Imprimir uma nota de euro 0 em homenagem à Quini